Uno de los platos más versátiles y deliciosos es la lasaña. Conocida y muy popularizada a través de diversos shows televisivos como el del gato Garfield, se ha vuelto uno de los imprescindibles culinarios en todo hogar latinoamericano. ¿El porqué? Probablemente sea por su capacidad de aglutinar distintos sabores a través de las capas, por su elegante presentación, o, quizás, porque es nuestra pasión hecha realidad, carne, tomate y queso gratinado en grandes dosis, acompañados de un embriagador aroma.

No obstante y, por desgracia, su preparación es por lo general bastante laboriosa, lo que da pie a consumir lasaña congelada y demás sucedáneos que distan mucho del sabor único e inigualable que tendría a través de una elaboración casera.

Por este motivo y tras muchos experimentos, hoy te traemos una sencilla receta de lasaña que harán que no vuelvas a dudar en el momento de encender el horno.

Receta de lasaña de pollo fácil y rápida

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • Aceite, preferiblemente de oliva
  • 1 kg carne picada de pollo
  • 300 ml tomate frito
  • 300 gr de láminas de lasaña
  • Queso rallado al gusto para cubrir
  • 1 litro leche
  • 75 gr mantequilla
  • 75 gr harina trigo
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación paso a paso:

  1. Poner una sartén con aceite al fuego, mientras se pica la cebolla. Una vez que el aceite comience a hervir, echar la cebolla picada para que se dore.
  2. Añadir la carne picada de pollo previamente salpimentada al gusto y dejar que se cueza.
  3. Cuando la mezcla esté frita, añadir el tomate frito y esperar por unos minutos a que la mezcla se reduzca sin parar de remover en ningún momento.
  4. Hidratar las láminas de lasaña en agua durante unos minutos en función del tiempo que apunta el fabricante.

*Nota: En ocasiones resulta difícil encontrar láminas de lasaña de calidad, por lo que un tip es buscarlas a través de supermercados a domicilio, que cuentan con más variedad de marcas que los comercios locales.

  1. Una vez hidratadas, tomar el recipiente en el que se vaya a cocer la lasaña y verter tomate frito a modo de base, seguido de la primera lámina de lasaña.
  2. Sobre la lámina verter la carne de pollo cocinada y de ese modo ir alternando, láminas y carne de pollo hasta llegar a la última lámina de lasaña.
  3. Llegados a este punto, tendrás que preparar la bechamel, para la cual deberás hacer uso la leche, la mantequilla, la harina de trigo, la nuez moscada, la sal y la pimienta. Haciendo clic aquí podrás ver cómo preparar una sencilla bechamel útil para lasañas canelones y pasta carbonara.
  4. Vierte la bechamel a temperatura ambiente sobre la lasaña, evitando que queden huecos y corona tu receta con todo el queso rallado que gustes.
  5. Introduce la lasaña al horno a 180ºC/ 356 °F hasta que el queso esté dorado.
  6. Una vez lista sólo queda servirla y disfrutar de su insuperable sabor, siempre con cuidado de no quemarse.

*Nota: Si eres capaz de esperar, comprobarás que de un día para otro los sabores están más asentados y el sabor es aún más delicioso.

 

No temas a experimentar en la cocina

Si bien esta lasaña es por sí misma una opción muy sabrosa y divertida de hacer, te animamos a que pruebes con todo tipo de ingredientes. Algunas ideas podrían ser una lasaña de verduras, una lasaña 5 quesos o incluso una lasaña barbacoa. Las posibilidades son ilimitadas, por lo que ponte el delantal y deja tu ingenio brotar.

 

Post recomendado: Rollitos de pepino ricos y saludables

 

Comments

comments

About author View all posts

T.

Tamara Reyes 29. Maquilladora, Beauty blogger, egresada de derecho y estudiante de ingenierí­a comercial. Muy dispersa pero apasionada por lo que hago, que es un poco de todo, pero se hace con amor.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *