Ya supongo que les ha quedado más que claro que cumplí 30 este año, y aunque el número no me trauma para nada porque siento que es una genial etapa, si sé que tengo que cuidarme del inevitable envejecimiento facial, y en general prevenir las consecuencias del paso de los años en mi cuerpo. Por eso desde que supe que a partir de los 25 años el cuerpo comienza a perder colágeno progresivamente año a año (proteína que es clave para la elasticidad de la piel, al igual que del todo tejido blando de la piel como las articulaciones y músculos), decidí incluir el colágeno en mi rutina diaria, así ayudo a que las arrugas demoren más en formarse, las líneas de expresión tarden más en marcarse y la piel se vea en general igual de luminosa, firme y elástica que siempre. Todo gracias al poder del colágeno.

Desde marzo de este año tomo Genacol Derma Cápsulas, que son cápsulas de colágeno hidrolizado enriquecidas con Lisina, un aminoácido esencial que influye en el cuidado de la piel. Desde entonces que me hice el hábito de tomarlas sagradamente todas las noches (son 4 al día, tomarlas todas juntas es lo que mejor funciona para mí) para ayudar a mi piel, pelo y uñas a fortalecerse. En la noche es mejor porque no olvidemos que la mayoría de los procesos de regeneración en nuestro cuerpo ocurren mientras dormimos o descansamos. 

Hoy cumplo 9 meses tomando colágeno hidrolizado Genacol Derma y acá quiero compartir mi experiencia con ustedes, sin dejar de aclararles que obviamente esto es  un suplemento y que si queremos que realmente funcione hay que complementarlo con un régimen de cuidado de la piel y uso de protector solar adecuado, ya que el sol es la primera causa de arrugas. 

Con todos estos disclaimers puedo resumirles mi historia en 2 aspectos:

1- Mi piel no está “más joven” pero no he notado nuevas arrugas, que en 9 meses es mucho decir. Sí noté que antes de empezar a tomar colágeno vi que mis arrugas de expresión alrededor de los ojos (o arrugas de la felicidad ajaj!) y puedo decir muy feliz que no han aumentado en número ni en profundidad. Y eso me tiene feliz. En cuanto a la piel todo sigue igual que antes, y este año he de confesar que he sido un poco menos matea en la limpieza, sobretodo en invierno, pero ya estoy de vuelta en el buen camino… así que ¡gracias colágeno!

2- En cuanto a pelo y uñas les cuento. Mi pelo, que es mucho, siempre se ha caído, siempre. Pero no a un nivel que me preocupe. Eso ha seguido igual durante este año, sí noté que creció mucho más rápido desde la segunda mitad del año, probablemente porque recién en esa época el colágeno comenzó a hacer efecto. En cuanto a las uñas, que siempre han sido un tema para mí porque se descascaran, las noto un poco más fuertes y con menos tendencias a los quiebres, incluso después de usar uñas acrílicas.

Además, quiero hacer hincapié en que si bien tomo rigurosamente las cápsulas, también lo complemento con otro producto de Genacol Derma en formato máscara; los que usados forma frecuente y acompañados de hábitos saludables en tu día a día, harán muchísimo por el cuidado de tu piel y la prevención del envejecimiento prematuro. Ya me habrán visto usando la máscara en alguna historia en instagram y es, de verdad, de las que más suave me deja la piel; ¡sin exagerar!

Finalmente les cuento que el colágeno también sirve para el cuidado de las articulaciones, huesos  y cartílagos, por lo que ayuda a proteger de lesiones. Yo la verdad es que no soy el ejemplo de persona deportista así que no puedo hablarles de eso, pero si ustedes lo son, sepan que también las ayudará en ese sentido.

En resumen, lo recomiendo totalmente, efectivamente noté un cambio. Sí DEBEN SER METÓDICAS sin eso no habrá suplemento que funcione. Si les tinca probarlo en este link pueden leer más sobre el que yo estoy y seguiré tomando con despacho a domicilio!

Comments

comments

About author View all posts

T.

Tamara Reyes 29. Maquilladora, Beauty blogger, egresada de derecho y estudiante de ingenierí­a comercial. Muy dispersa pero apasionada por lo que hago, que es un poco de todo, pero se hace con amor.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *