New-Science-3-2-6
*Nota gracias a www.newscience.cl
El tiempo, la fuerza de gravedad y algunos vicios generan pruebas contundentes de que nuestro cuerpo está envejeciendo. Existe una proteína maravillosa llamada colágeno que juega un importante rol en ralentizar esos efectos, sin embargo, después de los 25 años tu cuerpo cada vez la produce menos y depende de ti aportarla al organismo.

El colágeno está presente en las estructuras más importantes de tu cuerpo como los huesos y tendones, y también se encuentra en todos los órganos y tejidos como, por ejemplo, la piel. Además de ser la proteína responsable de entregar firmeza y elasticidad a tu piel, ayuda a que tu cuerpo tenga más y mejor movilidad.

El problema es que una vez que tu cuerpo reduce su producción con el tiempo, aparecen esos feos efectos de la vejez: arrugas, líneas de expresión, flacidez y el cuerpo se vuelve más lento y cansado, entre otros. Esto porque como el colágeno es la proteína que sostiene la piel, por ende, la falta de ésta provocará consecuencias que son difíciles de revertir, pero sí estás a tiempo de prevenir. Pasado los 25 años es momento de estimular su producción a través de otras acciones para declararle la guerra ¡y ganarla!

Sumado al paso del tiempo, hay otros factores que hacen que el colágeno en tu cuerpo disminuya. Uno de ellos es la producción de radicales libres provocados por malos hábitos como el cigarro, el estrés o la exposición solar en exceso, ya que destruyen el colágeno. Además, una mala alimentación o una dieta pobre en vitaminas, minerales y antioxidantes igual influye en una baja presencia de colágeno en el cuerpo.NewScience-Marzo-H-01Un tip para estimular su producción y retrasar esos horribles efectos son dormir bien y mucho, ya que mientras duermes se lleva a cabo la formación de colágeno, y aunque no lo creas, es en ese momento cuando tu cuerpo se recupera y repara. Otra medida que puedes tomar es evitar actitudes que forman radicales libres: no más sol de forma excesiva, no más tabaco y más momentos relajantes en tu vida, por ejemplo.

Otra forma es cuidar mejor tu alimentación. Incluye alimentos ricos en Vitamina C, ya que es un potente antioxidante que te ayudará a mantener altos los niveles de colágeno. Más tomates, cítricos y berries, que también contienen polifenoles y muchas propiedades de tipo anti-age.

Los centros de estética, por su parte, cuentan con un tratamiento llamado Radiofrecuencia, que actúa a nivel profundo en la dermis, provoca un calentamiento en la zona y estimula la producción de colágeno. A largo plazo, esta técnica ayuda a ir sustituyendo las células más envejecidas y estimula la producción de nuevas.

Por último, otro buenísimo tip es tomar un buen suplemento de colágeno, no tienen efectos secundarios y la única precaución es que sea hidrolizado para una mejor absorción. El mercado está lleno de varias marcas de este producto, sin embargo, no te dejes engañar y busca uno que sea de buena calidad. Por ejemplo, NewScience tiene Genacol, el que es hidrolizado y además es el único que cuenta con la Tecnología Secuencia AminoLock, una tecnología que garantiza una  absorción hasta 10 veces mayor a un colágeno hidrolizado común y corriente. También ofrece Genacol AntiOx, que combina el Colágeno de Genacol, con Delphinol en su composición, un Concentrado Premium de Maqui, el más poderoso antioxidante que ayudará a luchar contra los radicales libres que destruyen el colágeno de tu organismo y causan el envejecimiento prematuro.

Comments

comments

About author View all posts

T.

Tamara Reyes 29. Maquilladora, Beauty blogger, egresada de derecho y estudiante de ingenierí­a comercial. Muy dispersa pero apasionada por lo que hago, que es un poco de todo, pero se hace con amor.

1 CommentLeave a comment

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *